Consejos para una buena higiene bucal

La higiene bucal es una de las zonas más importante cuando hablamos de higiene y sobre todo si queremos tener nuestros dientes blancos, así que ésta se debe producir desde que nacemos. Nuestra boca es indispensable para sobrevivir ya que una boca poco saludable tendrá dificultad para alimentarse y será una gran fuente de bacterias que se acumularán en tu boca y dañarán el esmalte de los dientes y se empiece a formar caries y sarro. En casos muy graves el sarro puede provocar la caída de los dientes. Por eso, es muy importante el uso diario del cepillo de dientes y el hilo dental que nos ayudarán a prevenir las infecciones bucales.

Aplicando Higiene Bucal

Aplicando Higiene Bucal

Para evitar estos problemas a continuación les dejaremos unos consejos para tener una buena higiene bucal y así poder lucir una sonrisa bonita y sobre todo evitar problemas de salud.

  • Es necesario el cepillado diario. A la hora de hacerlo debe ser lento, con movimientos cortos, suaves y elípticos realizando a su vez moviemientos desde arriba hacia abajo, de abajo hacia arriba. En la zona de mordida se debe frotar suave hacia atrás y adelante. Prestaremos especial atención a las encías y los dientes de difícil acceso como las muelas de juicio y las zonas que rodean las coronas de los dientes y empastes. También sería recomendable inclinar el cepillo unos 45º para que se limpie mejor la zona baja de la encía.
  • Muy pocas personas se cepillan la lengua y no deberíamos olvidarla ya que es una zona donde se pueden acumular muchas bacterias, normalmente las que causan el mal olor. Para limpiarla debemos cepillarla desde atrás hacia adelante.
  • Se recomienda cepillarse los dientes después de cada comida. El mínimo sería una vez por la mañana y otra por la noche.
  • Para evitar enfermedades periodontales se recomienda renovar el cepillo de dientes cada tres meses. 
  • Se recomienda el cepillo eléctrico, ya que está comprobado que eliminan mayor suciedad.
  • Usar el hilo dental no es una opcional. El hilo dental evita la acumulación de alimentos entre los dientes que nos provocarían caries.
  • Después del cepillado y el hilo dental, se recomienda aclararse los dientes con un colutorio para reducir el volumen de placa y evitar problemas de salud como infecciones.
  • Acudiremos al dentista dos veces al año para que nos evalue el estado de nuestra boca e identifique posibles problemas. También es recomendable hacer una limpieza bucal al año.
  • Si te gusta masticar chicle, es preferible consumirlo sin azúcar. En el mercado hay multitud chicles para blanquear los dientes , prevenir caries y eliminar bacterias.