Logotipo de comoblanquearlosdientes.org
Menú

Enfermedades causadas por una mala higiene bucal

A lo larga de nuestra vida usaremos nuestra dentadura para alimentarnos lo cual garantiza nuestra vida. El ser humano a lo largo de su historia ha jugado con los alimentos añadiéndoles componentes que naturalmente no tendrían. Éso y el aumento de nuestra vida hace que el cuidado de nuestra higiene bucal sea fundamental.

Las enfermedades que una mala higiene bucal puede causarnos van desde una simple caries hasta enfermedades graves que pueden acabar con nuestra vida. Los problemas que actualmente conocemos son:

  1. Caries:  Es la enfermedad más conocida por la gente, pues es la más común en los centro de odontología. Es causada por los alimentos ácidos en descomposición, siendo principalmente los azucarados. La ausencia de una mala higiene bucal también provoca la enfermedad aunque recientemente se ha relacionado también con una mala genética. Podemos identificar las caries tan solo observando la superficie de nuestros dientes. Es una mancha oscura que debe ser eliminada por un dentista cuanto antes, pues puede afectar al nervio y perder el diente.
  2. Gingivitis: Es una enfermedad que causa una inflamación en las encías que guarnece la dentadura. Afecta tantos a niños como a adultos y a una gran parte de la población. La gingivitis crea sangrado del borde gingivial (de ahí su nombre) y una rojez al pasar el cepillo por la encía. Es provocada por la acumulación abundante de bacterias (placas) entre la encía y el diente.
  3. Periodontitis: Infección que causa la pérdida gradual de las diferentes partes del diente (hueso, ligamento periodontal y cemento). Las causas son las mismas que posee la gingivitis.
  4. Cáncer Bucal:  Aparece en los casos más extremos cuando no existe una limpieza adecuada debido a la extrema acumulación de gérmenes y bacterias. Se puede manifestar de diferentes formas como una inflamación, llaga o ulceración que dura mucho tiempo en boca.
  5. Halitosis: Esta enfermedad causa mal aliento. Es producida por una mala higiene bucal, caries y el consumo alto del tabaco.
  6. Piorrea: Enfermedad que causa la expulsión de pus entre la encía y el diente.

Enfermedades no dentales causadas por una mala higiene dental

Existen enfermedades varias enfermedades no dentales que seguramente ignorabas que no tuviesen una implicación directa con tu higiene dental. Algunas de ellas son realmente graves tanto para ti, como para los que te rodean.

De acuerdo a un estudio realizado por la Facultad de Salud Pública de Harvad los hombres que tenían antecedentes en enfermedades de las encías tendrían más posibilidad de desarrollar cáncer de páncreas. Los investigadores especulan que la inflamación de las encías producida por una mala higiene bucal también se produce en todo el cuerpo derivando al cáncer. (Ver más)

Otra investigación británica realizada por University of Central Lancashire publicada por PloS One relaciona la enfermedad de la gingivitis con la demencia senil o Alzheimer. La bacteria porphyromonas gingivalis destruye neuronas y causa síntomas como la pérdida memoria y confusión.

También puede producir ataques al corazón. Una investigación realizada por el profesor Howard Jenkinson sugiere que las bacterias que crean la aparición de placas en las encías pueden “mudarse” al flujo sanguíneo y así aumentar el riesgo de un infarto.

Incluso investigaciones recientes relacionan el mala higiene bucal con iptus, rendimiento deportivo e incluso con la diabetes. Puedes obtener más información aquí.

¿Qué opina la Federación Dental Mundial?

Según vemos en el informe del Día Mundial Bucodental 2014 (Ver PDF) organizado por la Federación Dental Mundial (FDI) celebrado cada 20 de Marzo. Los datos que ofrecen son muy alarmantes ya que según sus estudios el 90% de la población mundial padecerá enfermedades bucodentales a lo largo de su vida desde caries o cáncer  y la mayoría de ellas se pueden evitar con un aumento de apoyo social, gubernamental, con una ayuda extra de las asociaciones de la salud y mejorando los programas de prevención, detección y las mejoras de tratamientos.

Solo el 60% de la población mundial tiene acceso a servicios de salud bucodental. Lo cual es un porcentaje bastante alto, estando el mayor porcentaje en los países subdesarrollados. Aunque la misma asociación estima que en EE.UU entre 30 y 40 millones de personas evitan tratarse los dientes cada año por miedo y ansiedad. Otro factor del elevado porcentaje es que solo el 5% y el 10% de los gastos en salud pública en los países de altos ingresos están relacionados con la salud bucal.

Hay más de un millón de dentistas cualificados en todo el mundo que, con los tratamientos dentales modernos, pueden restaurar casi todas las funciones y la estética de una dentición sana. Sin embargo, no se distribuyen por igual por lo que muchas de las regiones más pobres y necesitadas del mundo cuentan con menos de un dentista por cada 300.000 personas.

Si hablamos de niños la mayor causado absentismo en las escuelas de muchos países se debe a los dolores de muelas. Y entre el 60% y el 90% de los niños en edad escolar poseen caries, dato que refleja la poca educación higiénica en ciertos países o el difícil acceso a los productos básicos.

El principal causante de caries es es el azúcar y el tabaco de la mitad de todas las enfermedades periodontales. La salud oral también tiene un gran impacto en la salud general y en otras problemáticas como la autoestima, la interacción social y las alteraciones de funciones cruciales como el habla y el sueño.

La peor enfermedad que puede generar una mala higiene dental es el cáncer oral. Es el octavo tipo de cáncer más común en el mundo y el más caro de tratar.  La incidencia es de entre 1 y 10 casos sobre 100.000 en la mayoría de países. El riesgo de padecerlo es 15 veces mayor si fumamos y bebemos alcohol.

Todos estos problemas podrían solucionarse previniendo mejor y instaurando hábitos de cepillado y controles periódicos a la población. Para tener una buena higiene dental puedes ver nuestro articulo “Consejos para una buena higiene bucal” y especial atención al artículo “Consejos para una buena higiene bucal para niños