Causa de los dientes manchados, recomendaciones

Esta es la oportunidad para dejar tu dentadura más blanca que nunca en tan solo unos días. En este post encontrarás todo acerca de las causas de los dientes manchados, remedios naturales y recomendaciones que puedes poner en práctica desde tu hogar. Además son de uso popular para lograr el objetivo lo más pronto posible y lo mejor de todo es que no tienes que invertir una gran suma de dinero en métodos costosos ya que es posible que algunos productos lo tengas en tu cocina. No lo pienses más y pon manos  a la obra.

Causas de los dientes manchados

Con el paso de los años, los alimentos, los malos hábitos y bebidas inadecuadas la dentadura termina manchándose e incluso puede originarse infecciones o caries. Generalmente las personas que consumen mucho café tienden a tener los dientes manchados que otras personas, aunque también se ha comprobado que una persona mayor tiene la dentadura un poco más oscura que una persona joven.

Otro factor que causa este problema son las comidas chatarras, esto se debe a que están elaboradas con ingredientes fuertes que pueden perjudicar una sonrisa de dientes radiantes, por esta razón lo más conveniente es evitarlas a toda costa. Para conservar una sonrisa cautivadora es necesario dejar por un lado los caramelos ya que contienen azucares que originan caries y químicos dañinos para la dentadura. Hoy día existe una amplia variedad de alimentos, infusiones y malos hábitos que terminan arruinando los dientes por lo que hay que tener mucho cuidado.

Te puede interesar: Dientes amarillos: Descubre las causas que lo provocan

Tratamientos naturales para los dientes manchados

Dentro de los remedios naturales para eliminar los dientes manchados, este es el más utilizado y está completamente recomendado por especialistas. Hay que tomar en cuenta que el procedimiento se debe repetir una vez al día y no más de una vez a la semana. Durante los primeros meses puede observar la diferencia del antes y el después.

En este caso debes tener cuidado con el uso de agua oxigenada, es decir, debes utilizarlo con moderación. No genera inconvenientes pero tampoco debe usarse frecuentemente ya que se trata de un producto abrasivo que puede deteriorar el esmalte natural de la dentadura.

  1. Agua oxigenada: para lograr una dentadura blanca en poco tiempo lo único que necesitas hacer es utilizar este producto como si se tratara de un enjuague bucal. Lo más recomendable es realizar uno o dos cuches de agua oxigenada tras haberte lavado bien los dientes, con el paso de los días seguramente notarás tu dentadura más blanca.
  2. Hoja de Salvia: esta planta natural se ha utilizado desde varios atrás para curar diversas dolencias, también es uno de los muchos tratamientos caseros para el blanqueamiento dental. Para obtener excelentes resultados se recomienda tomar unas hojas de salvia para luego frotarlas en los dientes por tres minutos aproximadamente. Lo más conveniente es repetir el procedimiento una vez al día, estamos seguros que los resultados te encantanrán.
  3. Carbón molido: puede que este método te parezca un poco extraño, sin embargo los resultados son realmente sorprendentes. Si quieres que tus dientes estén blancos por mucho tiempo debes coger un poco de este producto y ponerlo encima de cepillo de dientes. A continuación cepíllate los dientes como de costumbre como si se tratara de una pasta de dientes normal. Otra opción es mezclar el carbón molido con un poco de pasta dental.

Las personas que han seguido este tratamiento natural aseguran que los resultados son extraordinarios. Así que no lo pienses más y atrévete a lucir una sonrisa encantadora, los pasos son realmente sencillos y lo mejor de todo es que no gastarás mucho dinero para obtener el objetivo deseado.

Recomendaciones que favorecen a una dentadura blanca y sana

  • Cepillar los dientes mínimo 3 veces al día: para que tus dientes se mantengan sanos, fuertes y blancos debes cepillarte después de cada comida para evitar que se pongan amarillos. Presta mucha atención al cepillado de la noche debido a que la dentadura se encuentra más indefensa ya que hay menos producción de saliva.
  • Enjuague bucal: este es un complemento importante que se debe realizar después del cepillado. No es necesario hacerlo tres veces al día, basta con una vez para que elimine cualquier desecho y mal olor.
  • Evitar el exceso de infusiones: si quieres conservar dientes blancos y radiantes debes evitar el consumo de infusiones que manchen la dentadura como lo es el vino rojo, café, té, entre otros. Aunque las infusiones carbonadas tampoco son una buena elección.
  • Uso de hilo dental y palillo: por medio de algunas investigaciones se ha comprobado que el 80% de las bacterias y gérmenes que originen el deterioro dental se encuentra entre las encías. Por tanto es importante usar hilo dental o palillo para eliminar cualquier residuo.