Dientes amarillos: Descubre las causas que lo provocan

En el siglo XXI se le está dando cada día más importancia a la estética y poseer unos dientes amarillos es un motivo para tener complejos.

Al principio nuestros dientes son blancos, aunque no son 100% blancos. Es posible comparar los dientes de un bebé y un folio con su blanco puro y notaremos que los dientes tienen un blanco amarillezco. Con el paso de los años ese tono va aumentando a un amarillo mucho más intenso y apreciable. Ésto se produce por diversos motivos desde una mala dieta o una falta de cuidado. Si ya posees unos dientes amarillos es recomendable que leas los artículos “Remedios caseros para blanquear los dientes” y “Cómo blanquear los dientes en casa

Causas de los dientes amarillos

Poca o nula higiene dental

No cepillarse los dientes es la principal causa de los dientes amarillos, aunque como veremos también intervienen otros factores. Los dientes deben ser cepillados dos veces al día, cómo mínimo, y se recomienda el uso del hilo dental para complementar el cepillado ya que el cepillo no elimina todos los restos de comida. Si no tenemos esa higiene se empezará a formar placa y solo necesita un par de días para endurecerse y convertirse en sarro. El sarro es una substancia amarillenta que solo pueden extraer los dentistas.

Fumar

Aunque mantengas una buena higiene bucal, si fumas tus dientes  a lo largo del tiempo se harán más oscuros y poseerán unas manchas que no son posibles de retirar con un simple cepillado. Las manchas son provocadas por la nicotina y el alquitrán que poseen los cigarrillos. Si tu objetivo es tener unos dientes blancos deberás dejar de fumar para que esas manchas no vayan a más. Y recuerda al dejar de fumar no sólo estás mejorando tu estética. ¡También tu salud!

Genética

Cómo siempre la genética controla nuestras vidas ya sea para lo bueno como para lo malo. Y como no iba a ser menos también controla nuestros dientes. Algunas personas poseen los dientes blancos porque gracias a su genética posee una gran cantidad de esmalte que recubren sus dientes y pueden desatenderlos más. Sin embargo otras personas poseen menos esmalte tendrán unos dientes mas amarillentos y deberán cuidarlos más.

La genética también condiciona el desarrollo del esmalte por otras causas, como la dentinogénesis imperfecta, que hace que el esmalte sea más débil de lo normal  y se daña muy fácil. Por otra parte, los pelirrojos tienden a tener los dientes amarillos ya que producen menos ectodermo, que es una capa que ayuda a formar el esmalte.

Envejecimiento

Los dientes blancos están asociados a las personas jóvenes y no es para menos ya que los mayores tienen los dientes mas amarillentos que los jóvenes ya que con la edad el esmalte se va desgatando y tiende a exponer el color oscuro de la dentina. Puedes comparar los dientes para verlo claramente.

Restauraciones dentales viejas

Si has tenido que restaurar tu diente a causa de caries o otras intervenciones es muy posible que se vuelvan amarillentas en el futuro. Ésto sucede porque a resina usada es propicia a mancharse, por lo tanto cuando suceda se aconseja cambiarla por una nueva. Las amalgamas de platas también sufren del mismo problema.

Medicamentos

Los medicamentos como la tetraciclina y la doxiciclina descolaran los dientes de los niños si lo usan hasta los 8 años, así que recomendamos evitarlos. Ésto se produce a que sus dientes aún están en pleno desarrollo. Otros medicamentos también pueden causas manchas en los dientes como los antidepresivos, antiestamínicos y medicinas para la alta presión arterial.

Enfermedades

Algunas enfermedades e infecciones pueden afectar al esmalte de los dientes decolorándolos. Las enfermedades como el cáncer que cuentan con unos tratamientos agresivos como radioterapia y quimioterapia si se aplican cerca del cuello o el cuello harán que sus dientes se amarillenten debido a que el tratamiento hace que se produzca menos saliva y por tanto se acumule más restos de alimentos en los dientes. Si estás pasando por éstos tratamientos aconsejamos a que cuide el doble su higiene bucal, siempre que sea posible.