Consejos para una buena higiene bucal para niños

Ya hemos hablado sobre la importancia de tener unos dientes sanos y si no lo habías leído puedes visitar nuestro artículo sobre como tener una buena higiene bucal. Para que en nuestra etapa adulta no tengamos problemas con nuestros dientes es necesario que desde niños nos enseñen unos buenos hábitos.

Niña cepillandose los dientes

Niña cepillandose los dientes

La higiene bucal para niños es importante aplicarla cuanto antes ya que así en el futuro se aplicarán casi sin pensar y se recordarán para siempre. Si estos hábitos no se introducen correctamente puedes que en la adolescencia o etapa adulta descuide su boca y empiece a tener problemas dentales que pueden llegar a ser muy graves. Para evitar problemas os dejemos con unos consejos.

Si como adultos poseemos una buena higiene bucal, los niños no tendrán problemas en empezar a adquirirlos ya que en esa etapa imitan a sus padres y llegarán a verlo como algo normal y imprescindible.

Para motivarlos usa cepillos personalizados para niños, aquellos que incluyan a sus personajes animados favoritos. De esa forma la hora de cepillarse los dientes será más divertida. 

Debes enseñarles a cepillarse correctamente los dientes, que no se trate solo de metérselo en la boca y moverlo. Deberá aprender a cepillarse la zona frontal y interiores de los dientes y sobre todo no descuidar la lengua. Una de las formas de hacerlo es crear un juego… ¿¡Quién mejor imite a papá/mamá se lleva un premio!?. Es importante que le expliques que no deben tragarse la pasta de dientes, ya que es malo para ellos, aunque no pasa nada si por un descuido lo hacen pero no debe ser algo habitual.

Cepillos de dientes para niños

Cepillos de dientes para niños

Busca una pasta dentífrica adecuada para niños, ya que las pastas adultas tienen un sabor fuerte para ellos y pueden tener problemas a corto plazo al asociar ese mal sabor al cepillado de dientes.

Conforme vayan creciendo y aplicando bien el cepillado de dientes puedes empezar a introducirles el uso del hilo dental. Puede ser difícil al principio pero con el paso del tiempo lograrán tener una higiene bucal completa.

También puedes adquirir un enjuague bucal para niños, ya que al igual que con la pasta tendríamos el mismo problema.

Es recomendable acostumbrarlos a cepillarse los dientes después de cada comida. Como mínimo dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche. Si tienen comedor en el colegio podrían llevárselos en una pequeña bolsa, que al igual que el cepillo debe estar adaptada a su edad y gustos.