5 remedios caseros para blanquear los dientes más famosos

Para tener dientes blancos, sanos y fuertes no necesitas invertir en una gran suma de dinero, puedes seguir determinados hábitos alimenticios especialmente de higiene para que la dentadura se mantenga con su color natural. Si ingieres con frecuencia bebidas como té, café, vino, gaseosas de cola o no llevas un cepillado con regularidad ten por seguro que tus dientes tendrán manchas o tendrán un tono desagradable.

Una sonrisa radiante puede convertirse en la mejor carta de presentación, la cual puede abrir miles de puertas en todos los sentidos. Así que deja las excusas por un lado y cuida cada pieza dental para no lamentarte con el paso de los años, aquí te compartimos 5 remedios caseros para aclarar los dientes más famosos. La lista es parcial y subjetiva por lo que puedes encontrar el tratamiento que mejor te parezca en cualquier parte a un precio asequible.

Tratamientos caseros para aclarar la dentadura

  1. Bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno: estos ingredientes son un gran aliado para remover manchas oscuras de los dientes, además se caracterizan por sus cualidades abrasivas eliminando formación de manchas persistentes y tonos amarillentos de forma sencilla sin dañar la boca en general. Es un remedio casero que promete resultados positivos pero que debe utilizarse con precaución ya que el uso excesivo puede perjudicar la dentadura.Lo que se necesita es de una pasta de dientes normal, una cucharadita de cafetera de bicarbonato de sodio y una cucharadita de cafetera de peróxido de hidrógeno. Ahora coloca los ingredientes en un bol y remueve muy bien hasta que quede una pasta uniforme. Coloca esta mezcla sobre tu cepillo de dientes y cepíllate suavemente por 30 segundos y luego enjuágate con agua. No repitas el procedimiento más de una vez cada 20 o 30 días para no dañar el esmalte de tus dientes.
  2. Puré de fresas: esta es otra solución natural para embellecer tu sonrisa, se trata de un puré de fresas combinado con una pizca de bicarbonato de sodio. Esta fruta deliciosa posee de propiedades que la hacen ser una aliada para remover manchas de los dientes originados por los malos hábitos de higiene o por el consumo de bebidas como té, café o vino. Las frutillas también contienen ácidos que contribuyen a pulir y blanquear naturalmente cada pieza dental que tenga manchas oscuras. Para obtener resultados positivos en tan solo unas semanas primero debes tomar una o dos fresas y luego debes triturarlas hasta convertirlas en una crema. Después incorpora una pizca e bicarbonato de sodio y mezcla bien para que se integre el puré de fresas.Cuando todos los ingredientes queden completamente removidos, coloca el producto sobre el cepillo de dientes y cepíllate suavemente para no dañar las encías. Si utilizas ambos ingredientes con frecuencia éstos pueden dañar el esmalte de las encías por lo que se recomienda repetir el procedimiento no más de una vez a cada 20 o 30 días.
  3. Peróxido de hidrógeno: dentro de los remedios caseros para aclarar los dientes no podía ser falta el peróxido de hidrógeno. Este es un químico que se ha utilizado desde hace varios años para tratar lesiones ya que es un desinfectante antimicrobiano, también puede usarse para brindarle a los dientes un nuevo tono más claro. Esta alternativa posee de diversas variantes, pero las más sencilla y efectiva consiste en realizar buches con el objetivo de remover las placas y bacterias.Otra opción puede ser colocar en un recipiente una pequeña porción de pasta dental, luego puedes incorporar dos cucharaditas cafeteras de peróxido de hidrógeno y revolver por unos minutos hasta obtener una pasta homogénea. Ahora utiliza esta mezcla para cepillar los dientes manchados por 30 segundos. Recuerda no repetir el proceso más de una vez cada 15 o 20 días.
  4. Cáscara de plátano: no hay duda que esta es una de las frutas que más les encanta a medio mundo sobre todo porque posee de nutrientes beneficiosos para la salud en general. El procedimiento a seguir es sencillo, lo único que tienes que hacer es utilizar la parte interna de la cáscara de la banana para frotar los dientes uno por uno. Con esto ayudarás a darle a tus dientes un aspecto más claro y a remover las manchas poco a poco. El procedimiento no debe repetirse más de una vez por semana
  5. Limón y bicarbonato de sodio: esta es la última alternativa natural para aclarar los dientes de forma fácil y económica. Consiste en hacer una pequeña pasta casera blanqueadora, tanto el bicarbonato de sodio como el limón son capaces de remover las manchas amarillas ya que su efecto abrasivo arrasa con todas las partículas almacenadas dentro de la boca.Lo que debes hacer es colocar en un recipiente una pequeña porción de pasta dental, una cucharadita cafetera de bicarbonato de sodio y una cucharadita cafetera de limón. Ahora revuelve todo para obtener una pasta uniforme, en seguida cepíllate los dientes suavemente por unos 30 segundos y enjuágate con agua. Se recomienda hacer el procedimiento una vez a cada 20 o 30 días para no afectar el esmalte de las encías.