3 Remedios caseros para blanquear los dientes rápido en casa

Los dientes amarillos o manchados es un problema que afecta a muchas personas del mundo y que causa vergüenza al no poder sonreír con libertad. Así que si tu dentadura ha perdido el encanto natural y ha comenzado a llenarse de manchas o con un aspecto amarillento, es momento de enfrentar la realidad y buscar información para comenzar un blanqueamiento dental. Existen varias alternativas para solucionar este inconveniente pero lo natural no tiene sustituto.

En nuestro post de hoy te compartimos 3 remedios caseros para blanquear los dientes rápido en casa y si gastar mucho dinero, lo mejor de todo es que prometen resultados fabulosos en pocas semanas. Aunque también hay otros métodos que pueden ser utilizados para el mismo objetivo como lo es el kit de blanqueamiento dental, las pastas blanqueadoras, los blanqueamientos con láser LED, las cintas, lápices, entre otros.

Remedios caseros para el blanqueamiento dental

  1. Tirar aceite: la primera solución natural que veremos es realmente efectiva por lo que se conocer como tirar aceite, se trata de un método casero que ha sido empleado desde hacer varios años por culturas autóctonas de toda América gracias a los efectos positivos que tiene para la dentadura. También ofrece básicamente una mejorada salud dental puesto que limpia la boca y permite eliminar placa y manchas que conllevan a la caries. El procedimiento es sencillo, solo tienes que tomar una cucharada de aceite orgánico vegetal y hacer buches con él durante unos minutos. El objetivo principal es tratar de hacer es que el aceite pase por los dientes ya que es el lugar donde almacena la mayor cantidad de residuos que manchan los dientes. Seguidamente escupe el aceite y enjuaga la boca con bastante agua.
  1. Peróxido de Hidrógeno: otro fabuloso remedio casero para blanquear los dientes rápidamente y sin causar ningún daño en la boca. Se caracteriza por ser un componente base para efectuar los blanqueamientos dentales con láser LED y la mayoría de blanqueamientos dentales, tanto en clínicas especiales como en casa. Su función principal es impedir el desarrollo de bacterias, es decir, reprime entre otras cosas la proliferación de infecciones y el mal aliento. El procedimiento a seguir es fácil y sencillo, solo debes colocar un poco de peróxido de hidrógeno de uso domésticos en la boca y realizar unos buches. Después escupe el líquido y enjuaga. Otra opción es diluyendo el producto en partes iguales con agua y realizar un cuche por dos minutos aproximadamente. Con el paso de los días puedes notar los resultados, pero recuerda utilizarlo con prudencia ya que esto puede dañar las encías y debilitar los dientes si se abusa.
  1. Bicarbonato de Sodio: si estás buscando un tratamiento natural para blanquear los dientes rápidamente entonces el bicarbonato de sodio es tu mejor elección ya que es un buen blanqueador natural. Se conoce como un producto abrasivo que puede eliminar literalmente las manchas amarillas de los dientes, así como los residuos y bacterias. También es empleado como removedor de manchas en distintos productos por lo que sus resultados están garantizados.El bicarbonato de sodio del mismo modo que es efectivo para aclarar los dientes, también ser práctico para dañar el esmalte dental si se utiliza con exceso. Por ello no se recomienda emplearlo más de tres veces al mes. Lo que tienes que hacer es mezclar en un recipiente 1 cucharadita de bicarbonato de sodio y unas gotas de limón recién exprimido, después revuelve ambos ingredientes para que quede una mezcla homogénea.A continuación utiliza un pedazo de algodón para retirar la saliva y placa de los dientes. Seguidamente aplica la pasta obtenida sobre el cepillo de dientes y realiza un cepillado suave para no dañar las encías. Ahora déjalo actuar por un minuto y transcurrido el tiempo enjuaga con abundante agua. Recuerda no dejar el producto por mucho tiempo en los dientes ya que se puede erosionar el esmalte.

Puedes ampliar la información: Cómo blanquear los dientes en casa

Si quieres conservar unos dientes blancos por más tiempo es necesario utilizar los elementos de higiene dental todos los días. Esto quiere decir que debes cepillarte a 45°, luego usar hilo dental para eliminar cualquier residuo de la boca que quedan entre las piezas dentales y un enjuague bucal, este último lo puedes hacer simplemente con agua. Masticar chicle puede ser otra alternativa para producir saliva, esto puede beneficiar para la expulsión de bacterias que producen las caries.