Resultados de unos dientes blancosDientes sin Blanquear

Remedios caseros para blanquear los dientes

Si crees que tenre una sonrisa perfectamente blanca era imposible estás muy equivocado/a, tú también podrás presumir de una sonrisa deslumbrante si sigues estos consejos. Los remedios caseros para blanquear dientes son muy fáciles de aplicar y muy económicos siempre y cuando sigas las indicaciones al pie de la letra. Deberás ser constante y evitar el consumo e ingesta de algunos líquidos y alimentos que puedan echar por la borda el trabajo realizado. Si quieres saber que alimentos evitar puedes leer nuestro artículo.

  • Bicarbonato: Se aplica un poco de bicarbonato sobre la pasta de dientes que uses habitualmente y después cepilla muy bien tus dientes. Ésto debes hacerlo sólo de dos a tres veces por semana y en poco tiempo empezaras a notar resultados sorprendentes.
  • Jugo de limón: Muchas personas aseguran que puede dañar tu esmalte, pero otras están convencidas de que un poco de bicarbonato con unas gotas de limón forman la mezcla perfecta para blanquear y desmanchar tus dientes.
  • Cerveza: Debes usar media taza de levadura de cerveza con dos cucharaditas de sal, y posteriormente mezclarlos hasta que obtengas una pasta y cepilla con ella tus dientes. Así dirás adiós a los dientes amarillos de una vez.
  • Plátano: El ácido salicílico ayuda muchísimo a blanquear tus dientes. El plátano posee un gran concentrado de este ácido. Después de lavar tus dientes, frota la cáscara sobre tu dentadura al menos durante 2 minutos y repite el proceso diariamente y en poco tiempo lucirás una sonrisa blanca.
  • Fresas: Son el remedio casero para blanquear los dientes más conocido debido a su alta efectividad. Únicamente debes triturar la fresa hasta obtener pedazos muy pequeños y después usarlo para lavar tus dientes. En poco tiempo obtendrás tus dientes blancos.
  • Naranjas: Al igual que el plátano y la fresa, contiene ácido salicílico. Lo que debes hacer es frotar la parte interna de la cáscara durante varios minutos y repetir el proceso diariamente hasta obtener el resultado deseado.
  • Agua oxigenada: Lo único que debes hacer es tomar un poco de agua oxigenada y hacer gárgaras con ella durante unos 30 segundos, escúpela y no te laves los dientes, es recomendable que lo hagas después de haberte cepillado los dientes y antes de dormir. Has de tener cuidado pues el agua oxigenada quema y no debes realizar este procedimiento más de una vez a la semana.
  • Hojas de salvia: Frota algunas hojas de salvia sobre tus dientes durante varios minutos y repite el proceso diariamente (una vez al día) y en unas semanas notarás resultados.
  • Carbón: Debes hacer un poco de polvo de carbón y ponerlo en tu cepillo de dientes y porteriormente cepillar toda la dentadura, aunque la sensación es un poco incomoda algunas personas dicen que no existe nada mejor para lucir una sonrisa blanca.
  • Tortilla: Al igual que el carbón, pruébalo usando una tortilla super quemada y obtendrás los mismos resultados que con el carbón.

Debes ser consciente de ninguna de las recetas te brindará los resultados que ofrece un dentista profesional. Si posees unos dientes muy amarillentos es recomendable que acudas a visitar a un dentista para evitar posibles problemas de autoestima o problemas de salud. Puedes obtener más información sobre como blanquear los dientes en nuestra página principal.

Web de